Apoyo fundamental en el cuidado y atención a la persona

La atención de un hijo con diversidad funcional múltiple severa conlleva una gran cantidad de tiempo y disponibilidad por parte de la familia, puede generar cansancio y en muchas ocasiones estrés. La existencia de un centro que ofrezca apoyos de calidad a las familias no sólo beneficia a estos jóvenes con diversidad funcional sino también a sus familiares. Estas familias tienen las mismas necesidades que el resto, además de otras añadidas, como consecuencia de los apoyos emocionales, físicos y materiales que precisan.

Aunque la familia es el principal recurso para dar respuesta a sus propias necesidades, también necesita determinados apoyos de calidad que le permitan el pleno desarrollo de todos sus miembros y disfrutar de una calidad de vida: el programa de respiro “Sábados de Acción” que ofrecemos en el Centro FLK supone un apoyo fundamental en el cuidado y atención a la persona con diversidad funcional y a sus familiares ya que les facilita conciliar la vida familiar, social y laboral.