Vuelta a la casa-hogar

El mes de junio empezaba con la casa-hogar aún vacía, pero nuestro equipo ya preparaba desde hacía semanas los protocolos necesarios para la vuelta de los jóvenes en cuanto fuese posible.

 

 

 

 

 

 

 

Afortunadamente, pasada la primera semana la felicidad volvió a entrar por nuestra puerta. Los primeros en volver fueron Ismael y Astrid, que disfrutaron de algunas de las actividades diarias de la casa, como por ejemplo cocinar una riquísima pizza para celebrar su vuelta.

 

 

Unos días después, también llegaron Braulio y Arturo, cuyas sonrisas contagiaron al resto, y nos hicieron recuperar poco a poco el día a día de la casa hogar.

Y el último en incorporarse fue Adrián. Todos juntos disfrutaron del primer paseo y mandaron un vídeo a su amiga Irene, a la que también echan mucho de menos. Es una alegría inmensa volver a tener nuestra vivienda tutelada llena de vida, sonrisas y sensación de hogar.

Fundación Lukas

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *