Lorena Sáez
Terapeuta Ocupacional

Formar parte de la Fundación para mí es algo muy especial. Desde la primera vez que entré al centro supe que quería formar parte de este proyecto. Desde luego, las instalaciones son increíbles, y como profesional esto se valora mucho. Pero el verdadero lujo de trabajar aquí es el equipo humano, que desprende una energía, ilusión y profesionalidad que se contagian. Y, por supuesto, los chicos y sus familias que son los que dan sentido a nuestro trabajo y nos inspiran y enseñan tanto cada día.